Sin categoría

Cómo elegir burós o mesitas de noche

Las mesitas de noche (o burós) son el ejemplo perfecto de muebles que necesitan sobresalir tanto en la forma como en su funcionalidad. No tiene sentido tener una mesita de noche impresionante si no puedes alcanzar tu velador. Del mismo modo, no deseas que el diseño cuidadoso de la decoración de tu dormitorio se arruine por una pieza puramente práctica y fuera de lugar. Una vez que hayas ordenado tu cama, ropa de cama y almacenamiento de ropa, debes abordar el clásico dilema de lo que ocurre a ambos lados de la cama. Necesitas una mesita de noche que se adapte a tu estilo interior al tiempo que proporciona una amplia superficie y almacenamiento para tus necesidades.

Aquí hay algunos consejos para ayudarte a elegir las mesitas de noche perfectas para tu hogar:

Altura

La altura ideal para una mesita de noche o buró es más o menos uniforme con la parte superior del colchón, es decir: la superficie donde duermas. Centímetros más, centímetros menos, la parte superior de la mesa debe estar nivelada con el colchón, lo que te permite llegar fácilmente a los objetos y crear una línea de visión limpia a través de la cama. Si no puedes igualar exactamente la altura de tu colchón, elige algo un poco más alto que bajo, ya que se ve mejor.

Iluminación

Debes poder alcanzar fácilmente la iluminación de tu mesita de noche, por lo que si tienes espacio, una lámpara de mesa es perfecta. Elige una con un interruptor en el cable para que no tengas que inclinarte hacia la bombilla. Lo ideal es que la parte inferior de la lámpara te quede a la altura de tu barbilla si estás sentado en la cama, para brindarte la mejor luz. El tamaño ideal de la lámpara para una mesita de noche es aproximadamente 1/3 del tamaño de la mesa. Mantén las lámparas en proporción con tus mesitas de noche y asegúrate de tener espacio para tus otras piezas. Si tienes poco espacio o prefieres un aspecto minimalista, los apliques de iluminación montados en la pared son perfectos. Estos dejan la mesita de noche libre para algunos artículos pequeños y pueden agregar drama y enfoque a una habitación.

Almacenamiento

Las mesitas de noche con cajones son excelentes para esconder cosas como anteojos, medicamentos y otros objetos desordenados. Debes considerar si deseas algo con una puerta, un estante abierto o simplemente una mesa simple. Una combinación de un pequeño cajón en la parte superior con un área de estantería abierta debajo funciona muy bien.

Estilo

Piensa si quieres dos mesitas de noche a juego o contrastantes. El beneficio de un par a juego es que hace que un dormitorio parezca realmente unido e intencional. Pero tener diferentes mesitas de noche también puede verse bien, dando a una habitación un ambiente menos formal y más ecléctico. Si optas por diferentes estilos, asegúrate de que haya un elemento continuo (color, material o tamaño). Esto asegurará que trabajen juntos y no se vean demasiado aleatorios o discordantes. Ten en cuenta también la superficie: si deseas tener un vaso o una jarra de agua en tu mesita de noche, la madera podría no ser la mejor opción debido a posibles manchas. En términos de color, la elección es bastante libre: elige un toque de color o mantén las cosas apagadas, o busca un contraste completo como con una cama blanca y una mesita de noche negra.

Escala

Mantén los muebles de tu habitación en proporción. Una cama grande requiere mesas de noche más grandes, y viceversa. Si tienes una habitación pequeña y una cama grande, considera no usar mesas de noche. Eso es mejor que meter a fuerza unos burós demasiado pequeños y hacer que la habitación se sienta apretada. Si tienes una cama con cabecera, las cómodas de tres cajones funcionan de maravilla ya que la cabecera permite una superficie más alta al lado de la cama.

Área de superficie

La parte superior de tu mesita de noche debe tener suficiente espacio para una lámpara de mesa, un reloj despertador y cualquier otra cosa que desees al alcance de tu cama. Si tu mesita de noche tiende a acumular muchos artículos, elige un buró con mucha superficie en la parte superior. Puedes ahorrar espacio en tu mesa de noche para artículos esenciales moviendo fotos enmarcadas a tus paredes, intercambiando lámparas de mesa por apliques de pared y manteniendo otros artículos en los cajones del buró.

Materiales

El material del que está hecha tu mesita de noche tendrá un gran impacto en el estilo y la sensación de tu dormitorio. Una mesita de noche de madera natural con distinguidos herrajes de latón o hierro mejora una habitación de estilo tradicional, mientras que las mesitas de noche con detalles de metal pulido o vidrio crean mejores acentos contemporáneos. Elige una mesita de noche más sólida y equilibrada si planeas incorporar una lámpara pesada o almacenar artículos voluminosos.

Color

Coordina el color de tu mesita de noche con la paleta de tu habitación, pero recuerda que los colores más claros reflejan la luz mientras que los colores más oscuros la absorben. Una mesita de noche blanca, una mesita de noche de metal o una mesita de noche de vidrio pueden ayudar a traer más luz a una habitación, mientras que una mesita de noche negra o cereza es un complemento de buen gusto que atenúa una habitación luminosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *