Sin categoría

Cómo elegir tu mesa de centro perfecta

Elegir una mesa de centro para tu sala de estar parece una tarea bastante fácil cuando lo piensas por primera vez. Miras algunas tiendas, entras a otras páginas web, eliges tu pieza favorita y te vas a casa con ella (o te la llevan), pero pensándolo bien, hay muchas más decisiones al elegir la mesa de centro perfecta de lo que parece.

Primero, debe ser del tamaño correcto, tanto en altura como en términos de longitud y anchura. Debe tener la escala y la proporción correctas para el espacio y debe combinar con todos tus muebles existentes. El material debe adaptarse a tu estilo de vida y funcionar bien en la habitación. Incluso tiene que adaptarse a las necesidades de tu familia, ya sea que esto signifique que sea amigable para los niños o que tenga suficiente almacenamiento para los controles remotos de TV y otros artículos diversos.

Solo después de haber respondido todas estas preguntas, realmente puedes comenzar a encontrar la mesa de centro perfecta para ti y tu espacio. Entonces, ¿cómo elegir una mesa de centro de principio a fin? Esbozamos cinco reglas a seguir antes de comprometerse con una mesa de centro que te van a ayudar mucho.

Ten en cuenta la altura

No hay nada más incómodo que una mesa de centro que es demasiado alta o demasiado baja. Para asegurarte de que te sientas cómodo en el ambiente en el que vas a poner tu mesita, opta por una mesa de centro que tenga la misma altura que los cojines de su sofá o sea 3-5 cm. más baja. Un poco más y te arriesgas a que el espacio se vea y se sienta un poco apagado.

Presta atención a las proporciones

De manera similar a encontrar una mesa de centro que tenga la altura correcta, debes buscar una que tenga la longitud correcta en relación con el ancho de tu sofá. En concreto, tu mesa de centro debe tener aproximadamente dos tercios del largo de tu sofá. Entonces, para un sofá de 250 cm., por ejemplo, debes buscar una mesa de centro que tenga 165 cm. de largo.

Ten en cuenta el espacio libre

Después de haber descubierto la altura y la longitud que estás buscando, es hora de elegir la forma ideal de su mesa de centro. A menudo, elegir entre una mesa de centro cuadrada, rectangular, redonda u ovalada se reduce a la longitud y espacio libre requerido a su alrededor.

Tradicionalmente, tu mesa de centro debe estar a una distancia de 30 a 45 cm. de su sofá: un poco más o un poco menos y se sentirá incómodamente cerca o lejos. Entre tu mesa de centro y tu soporte de TV o chimenea, debes calcular al menos de 60 a 80 cm. para dejar suficiente espacio para circular por el lugar.

Para encontrar el ancho ideal de tu mesa de centro, mide la longitud entre tu sofá y el soporte de la TV y resta 100 cm.

Consigue el equilibrio correcto

Otra regla útil a seguir al elegir una mesa de centro es su “peso”. En otras palabras, debe complementar los otros muebles de la habitación para que el espacio se sienta proporcional y equilibrado. ¿Qué significa todo esto? Si tu sofá tiene patas altas y delgadas, considera una mesa que sea sólida hasta el suelo o que tenga patas más cortas y gruesas. Por otro lado, si tu sofá no tiene patas visibles, elige una mesa de centro que tenga patas más altas y delgadas.

Piensa en tus propias necesidades

Por supuesto, al elegir la mesa de centro adecuada para ti o tu familia, debes considerar tu estilo de vida. ¿Necesitas una pieza con mucho lugar de almacenamiento? Considera una mesita con almacenamiento. ¿Estás todo el tiempo jugando juegos de mesa en la sala de estar? Asegúrate de que sea una pieza cómoda para reunirse. ¿Tienes tendencia a poner los pies en la mesa de centro cuando miras televisión? Quizás un taburete sea una mejor opción para ti. En cuanto a las mesas de centro aptas para niños, opta por una pieza que no tenga bordes afilados y no esté hecha de vidrio. Hemos escuchado suficientes historias de terror de niños rompiendo tapas de vidrio para saber que no es una buena idea.

Elige tus materiales con cuidado

Cuando veas distintos modelos de mesas de centro, te darás cuenta de cuántas opciones tienes cuando se trata de material. El material más obvio que viene a la mente es la madera, pero no tienes que restringirte a la madera si no lo deseas.

Echa un vistazo a tu ambiente y los otros muebles que ya posees para determinar qué material se vería mejor. El acrílico transparente y el vidrio pueden hacer que una habitación pequeña se vea más abierta. El destello del metal puede lograr el mismo propósito. El vidrio, el acrílico, el metal y la piedra también se ven bien en una habitación moderna.

La madera más oscura, como la caoba o la nuez, o los materiales como el mármol y el metal pueden verse bien en una habitación tradicional.

El cuero o la imitación de cuero pueden funcionar bien en una variedad de configuraciones, y también son fáciles de mantener.

Ten en cuenta la durabilidad y seguridad del material, especialmente cuando tengas niños pequeños.

One thought on “Cómo elegir tu mesa de centro perfecta

  1. Leticia Olmos dice:

    Muchas gracias, me han dado información muy valiosa, no creí que pudiera contemplar todo eso para comprar las mesas de centro adecuadas. Dios les bendiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *